Pastores: ¿Estás enfermo? Síntomas

#1 – No recuerdas la última vez que la Palabra de Dios te reganó directamente de algo en tu propia vida.

  • Una cosa es usar la Biblia para ganarse el vivir, y otra cosa es de crecer de ella espiritualmente.
  • Necesitas dejar tiempo para meditar y contemplar las Escrituras, lentamente.
  • Necesitas otras fuentes de “comida espiritual” aparte de tus propias sermones.
  • Necesitas predicar de tus propios pecados igualmente de los de tu congregación. (Arrepientas antes de predicarlo)

#2 – No usas la Biblia para aprender de Jesús y crecer más cerca de Él, sino estás solamente sacando tus sermones de allí.

  • Necesitas examinar tu vida por pecado, y encontrar lo que Dios dice sobre ello, y hacer lo que Dios te lo dice de hacer.
  • Necesitas cambiar de enfocar sobre información bíblica, y cambio espiritual a la imágen de Cristo.

Continue reading

Porque gente deja tu iglesia

En la encuesta en el Biblical Recorder, encontraron las siguientes razones porque gente dejan una iglesia:

1. La iglesia no estaba ayudándoles a crecer espiritualmente (28%).
2. No sintieron que tuvieron trabajo espiritual significante (20%).
3. Porque los miembros fueron críticos unos de otros (18%).
4. Porque el pastor no era un buen predicador (16%).
5.  Hubo demasiado cambios (16%). Continue reading

¿Entreteniendo chivos o alimentando ovejas?


_________________

Introducción

La misión de los predicadores, especialmente los pastores ha sido cambiado por muchos en nuestro día. La historia del cristianismo ha sido históricamente una de proclamar a su Salvador. Envuelto en esta confesión pública es la declaración de su lealtad y confianza en su Capitán, Jesucristo.  Con tiempo, el tono de los hermanos ha cambiado de uno de proclamar el evangelio para redargüir, regañar, y enfrentar los pecados de nuestro tiempo, a algo más suave, menos conflictivo, y menos duro de hacer. Pero el hecho de “proclamar sin vergüenza el evangelio” es una marca de la verdadera salvación, entonces ¿Qué hacen los que no quieren el conflicto, el escorio, los problemas, etcétera, que viene con verdaderamente proclamar el evangelio? Continue reading

El Patrón Divino en Enseñar Moralidad

Por Pastor David Cox


—————————————-

La importancia de lo que ha impuesto Dios

Después de haber estudiado este sermón, “Aprender por el Ejemplo Bíblico“, debemos reflejar sobre que significa el patrón moral que Dios nos ha dado. Primero sobre todo, el instrumento o método que Dios nos dio de usar es el ejemplo y patrón que encontramos en las páginas del Nuevo Testamento. Por todo el empuje y brillantes ideas que el hombre ha inventado, nada es tan bueno como el simple vieja forma que Dios nos dio.

Hoy en día hay una doctrina falsa que flota en las cabezas de la mayoría de los cristianos que dice que uno no puede tener éxito espiritual en el ministerio si usa las formas y métodos viejos y afuera de moda como se encuentra en la Biblia. Pues, lo siento, pero no hay otra forma o método de hacer la obra de Dios que va a tener éxito excepto lo que encontramos en la Biblia. Vamos a repasar esto brevemente.

Primero, una persona que es verdaderamente salva va a renunciar el pecado y sus propias formas de vivir la vida para seguir lo que Dios ha dicho. Esto no cambia nada entre nuevo convertido y pastor. Desde allí (alguien que acepta al Señor arrepintiendo de sus pecados para obedecer a Dios), se juntan con otros cristianos en una iglesia, y entre tantos, se evangelizan para que crezca la iglesia.

Uno es escogido entre tantos para ser el pastor de base de su llamamiento a este ministerio, y a su cumplimiento de los requisitos espirituales. Desde allí empieza una iglesia, que es un grupo de creyentes, hijos de Dios, llamados del mundo para servir a Dios, hacer la obra de Dios, y dar testimonio a todo el mundo a la salvación y al Salvador.

En este proceso de eventos en la obra de Dios, hay dos puntos muy importantes, la conversión de inconversos a Jesucristo, y la enseñanza moral de estas personas salvas. En los dos casos, el testimonio de quién es y cómo es el creyente hablándoles hace toda la diferencia en el mundo. Aunque en el caso de la salvación, la Palabra de Dios puede obrar aun cuando el ministro no está bien espiritualmente hablando, pero es un encuentro en un momento podemos decir.

La meta es de imponer moralidad, no nada más información.

Pero la enseñanza de moralidad es muy diferente. O sea, la Biblia pone la énfasis en que hay requisitos para los que enseñan las cosas de Dios, y sin cumplimiento moral, no deben representar a Dios ni gobernar, ni administrar, ni dirigir las cosas de Dios.

Aquí tenemos que entender esto muy bien. Moralidad es el fin que queremos. O sea, realmente ministramos para que otros llegan a ser como Cristo, que no es un asunto de información que faltan, sino de principios espirituales que les faltan. De saber no es mucha ganancia si la persona sabe y no obedece, o no tiene la actitud correcta cuando está obedeciendo un mandamiento de Dios.

En esto, vemos una grande diferencia entre enseñar información muerta sobre la Biblia y sobre Dios, y el comunicar principios morales, espirituales, y eternos para que vivan estos principios en las vidas de los estudiantes. Para imponer moralidad en otras personas, el maestro tiene que ser el vivo ejemplo de esta moralidad.

Además de ser un vivo ejemplo, el maestro y el estudiante tiene que tener una vida en común. Por esto, no vemos que Dios impuso en el patrón bíblico institutos bíblicos, seminarios, o universidades cristianas donde los creyentes aprenden su moralidad. En lugar de todo esto, Dios instituyó un plan donde todos viven como hermanos en una comunidad local que se llama “la iglesia”.

En este patrón, Dios impuso un líder espiritual que es “un pastor” o sea, un ovejero espiritual, según el lenguaje de la Biblia. Esta persona “vive con” las ovejas día y noche, conociendo sus vidas, lo bueno y lo malo. Se edifica una relación emocional con las ovejas por su cuidado de ellos. El buen pastor se sacrifica de sus propios comodidades para ministrar y demostrar el amor de Dios a estas ovejas. Él paga por esta relación con las ovejas por los sacrificios personales de su vida, y por su servicio, aun menor muchas veces pero siempre allí, local, amistoso, y siempre en amor.

La falta de moralidad del falso es lo que le define

Los falos profetas siempre quieren hacer distancia entre ellos y las ovejas, solamente conviviendo con un grupito más cercano a ellos, de los más devotos de los seguidores de este líder. El sacrificio personal del pastor es fabricado o no existe entre los falsos. Ellos ponen una doble norma, imponiendo que ellos son exentos de las normas cristianas que las ovejas deben tener.

Cuando uno se siente bajo tales falsos maestros, ellos enseñan y viven en hipocresía, y esto es la moralidad que aprenden todos. Simplemente dicho, cambian el vivir los principios de Jesús a ser el reconocer información bíblica. Por su mucho saber de la Biblia, son declarados “buenos y bíblicos”, aunque en sus vidas personales, (1) no se ve cómo son espiritualmente porque se esconden sus vidas reales de los hermanos, (2) cuando se ve, siempre son doble normas. Por ejemplo, mientras que cada miembro debe salir a la calle de testificar cada semana, debe dar de profundo sacrificio de sus ingresos y ahorros, y debe orar ayunando, el pastor que tiene fachada de falso profeta dice que esto no es para él. Este falso puede mentir, romper sus votos y promesas, y vivir la vida que él mismo condena entre los miembros, pero está bien (dice él) porque él es diferente de los demás. El falso dice, “Sigue lo que te digo de hacer, no mi ejemplo particular.”

Jesús vino a enseñarnos el carácter moral de Dios. De hablar de ello a otros por necesidad exige que el maestro es el vivo ejemplo de ello. Que el maestro vive enfrente de todos lo que enseña. Para que esto sale, los “estudiantes” tienen que ver la vida del maestro en diferentes situaciones sociales, por ejemplo, con su familia, con su esposa, con otros en la iglesia, trabajando en diferentes formas. En todo esto, uno empieza a captar la vida del maestro.

El falso maestro quiere limitar absolutamente toda observación de su vida a solamente cuando él está enseñando. Por esto tenemos escuelas donde el sistema es de esconder el maestro de los estudiantes. La enseñanza en la iglesia local bajo un hombre de Dios es muy diferente, y allí, la moralidad que uno aprende es muy vivo y real. En una escuela, no se enseña ni aprende moralidad realmente, solamente información.

Igualmente Dios ha impuesto una institución (la iglesia local) para que sea el lugar divino de aprender moralidad. Esto vinculado con el hogar donde otra vez, el ejemplo vivo de los padres con sus palabras de enseñanza moral es lo que transmite o comunica moralidad de una persona a otra, se forman las formas principales que Dios ha impuesto para la enseñanza moral.

Como matar a una Iglesia con Jóvenes

Tal vez esta tema suena raro, porque es, pero hay muchas iglesias que se han destruidas a sí mismas por el asunto de jóvenes. En esta entrada vamos a examinar como las iglesias hacen todo lo que hacen para agradar a los jóvenes, pero en hacerlo, se echan a perder la iglesia.

El Propósito Divino para la Iglesia

Primero, tenemos que entender muy bien qué es la iglesia, y qué es su propósito según Dios. La iglesia es parte del cuerpo de Jesucristo, y su propósito es de cumplir la obra de Dios, que es la salvación de almas, y esto se hace por medio de un grupo de personas quienes son reconocidas como “la iglesia.”

Luego tenemos que entender que este propósito divino es trabajo. Es difícil, labor, y duro. No es algo “agradable” o diversión, sino es algo que las personas tienen que esforzarse, trabajando duro, para lograr la meta que Dios pone. Continue reading

Problemas de las Iglesias de Hoy: Es un circo

Unas ideas tomado del blog While Churches Play Games – America Dies!” http://www.gospelweb.net/NHWellsWritings/WhileChurchesPlayGamesAmericaDies.htm

[toc]

¿Qué es tu evangelio?

Es triste de ver hoy en día como la iglesia Fundamental y Bautista ha llegado a ser. Hay una facción de los Bautistas Fundamentales que han hecho la iglesia del Nuevo Testamento, la casa de Dios, a un circo. Si compares lo que hacen, es exactamente lo mismo. Se ponen un “sin-fin” de programas, eventos, y actividades que supuestamente llaman a su gente a “hacer la obra de Dios”. En el artículo que me causó de escribir este presente, Pastor David Wells de Cincinnati, usó eventos que él vio, como una iglesia haciendo una promoción de regalar un viaje alrededor del mundo para los que apoyan su programa de levantar la asistencia, y otra tuvo un evangelista venir a la iglesia por medio de brincar de un avión con paracaídas, y llegó al estacionamiento, y entró en la iglesia y predicó sobre la segunda venida de Cristo. Otra iglesia tuvo un vaquero venir y demostrar trucos la cuerdo.

Lo que todas estas iglesias quieren es de demostrar un gran evento, y es igual como un circo quiere atraer la gente por algo que llama la atención. Mi pregunta es esto, ¿Cuál es la razón más importante, más bonita y noble para que la gente venga a la iglesia? Para estos “tipos”, ellos no ven Jesucristo como causa para promover y jalar la gente. Para ellos desprecian a Cristo porque no creen que si nada más anuncian a Cristo, ¡nadie van a venir según su pensar! ¿No es un engaño y una mentira de ofrecer dulces, regalos, y hasta cosas muy caras, también “eventos” para jalar la gente a su iglesia, ofreciendo una cosa públicamente, y luego queriendo darles el mensaje de Dios súbitamente? O sea, ¿Por qué el mensaje y publicidad de “Tu eres un pecador yendo al infierno, y necesitas ser salvo por el Salvador Jesucristo” no es suficiente para manejar sus iglesias?

Esto de los programas como piezas centrales de su obra y de su iglesia llega a ser otro evangelio porque no es la razón correcta, pero es la razón ofrecida para promover “la obra de Dios” como ellos lo ven. Lo que es el principal ofrecido a primer encuentro con inconversos es tu evangelio (lo más importante doctrina o buenas nuevas que ofreces al mundo pecador). Para los Testigos de Jehová, su evangelio no es Jesucristo muriendo en la cruz para que se salve, sino hay un gran tribulación por venir, y tienes que unirte con ellos, el Atallaya.

Grande es el único cuadro bíblico

Para estas iglesias, su pensamiento es simplemente, tienen que ser lo más grande para ser aprobado. Ellos hacen la ecuación, “Grande es éxito y bendición de Dios“, y “de ser una iglesia chica es un pecado y falta de esfuerzo y fe.” Allí va el asunto. Se perdieron totalmente el concepto de alcanzar al mundo CON EL EVANGELIO DE LA BIBLIA para tener aprobación y éxito.

Pastor David Wells en su artículo observó algo muy cierto,

“La ‘super iglesia’ moderna de hoy extensivamente da la teoría de propaganda que la más grande la iglesia es, la más espiritual y mejor es… (estas super iglesias) nos dicen que cada pueblo necesita solamente una iglesia grande para alcanzar sus necesidades, y que un pueblo con varias iglesias chicas falla espiritualmente… Por los años, una táctica de Satanás ha sido de destruir la obra de Dios por reunir todas las iglesias a un solo grupo grande…”

El punto en todo esto es que para contaminar todos los cristianos y iglesias, es mucho más fácil si están en un solo grupo, o pocas iglesias, para que Satanás trabaja sobre ellos (sus líderes) espiritualmente. Cuando un estado tiene 20 iglesias grandes en un solo grupo (como una denominación o compañerismo), es muy fácil que todas se caen con la caída del líder de ellos. En cambio, cuando hay 300 iglesias pequeñas, y su compañerismo es “hermanos”, y no “estamos todos siguiendo los grandes pocos entre nosotros”, entonces Satanás puede causar la caída de unas de estas iglesias, pero es casi imposible de causar a todas de caer, y aun causando la mayoría es muy difícil para él.

La Pérdida de los Fundamentales

Todo esto revela la pérdida de su carácter nuevo-testamentario de la iglesia hoy en día. La iglesia del primer siglo no era popular para nada. Siendo judíos, mayormente fueron rechazados por su propia raza, los judíos. Los romanos y griegos, y otros, pues, nadie le gustó a la iglesia de la Biblia (excepto Dios). No hubo celebridades en la iglesia del primer siglo que advirtieron su presencia para jalar gente a la iglesia. Nadie hizo entretenimiento para jalar inconversos porque eran de agrado de oír cantar y ver.

Lo que destacó las iglesias del primer siglo era que eran seguidores de Jesucristo. Su evangelio (Jesús murió en la cruz por ti), y sus doctrinas (dadas de Dios por los apóstoles) fueron lo que ellos quisieron advertir para que la gente viniera a ellos. O sea, popularidad es un concepto que nunca entró en su mente, ni en una menor idea. Los cristianos de estas iglesias advirtieron que de seguir a Cristo era un camino de crisis, de tribulación, de aflicción, y al final, muchos murieron por las persecuciones que venían sobre ellos. Su mensaje era, “Los que no aguantan mucho, no te acercan a nosotros.” Se definieron su existencia (como salvo individualmente, y como redimidos de Cristo en grupo) por su doctrina y práctica, por su pureza y arrepentimiento (no aguantan tibios cristianos o hipócritas), y hicieron compromiso con Cristo como un aficionado extremista para Cristo. Se marcaba estos por su dedicación y pureza (su separación del mundo y pecado), no por ser como amistad con el mundo.

Estas cosas constituyeron la esencia de ellos, y por medio de estos fundamentales, orientaban sus iglesias. La exaltación de las Escrituras en autoridad, lugar en sus vidas y cultos, y la separación del pecado y del falso profeta eran sus esenciales o fundamentales.

La idea que Dios nos presenta es esta, que la iglesia verdadera es un remanente, no un grande grupo popular y extensa. ¡De ser grande nunca entraron en sus mentes! ¿Por qué entra en nuestras mentes hoy en día entonces? Para falsos profetas, su meta es grandeza, porque para ellos, la única cosa que ellos piensan es en robar dinero de la gente, y para estos fines, pocas veces entran en iglesias pequeñas. Siempre ponen la mira en iglesias grandes.