¿Cuál es el corazón de la fundación de iglesias?

¿Cuál es el corazón de la fundación de iglesias? es un análisis de lo que realmente es la fundación de iglesias, y cómo es muy costoso.

Cuando discutimos la fundación de iglesias, algunas personas (no todos) tienen ideas pervertidas acerca de lo que es. Para ellos, necesitan una iglesia porque quieren “sentirse salvos” o “sentirse espirituales”, pero no quieren las obligaciones personales en relación con ella. Esto es especialmente si estas obligaciones con una “iglesia” los agotan o les cuestan mucho personalmente.

La verdad del asunto es que muchas personas en el cristianismo quieren que la “iglesia” sea un club social que sea cómodo para ellos. Se puede decir que este es su concepto de “iglesia” porque en la mente de estas personas, el ingrediente clave de una iglesia, que es el evangelismo, el evangelio, falta en gran medida en sus ideas de qué es una iglesia. Ellos personalmente no van a salir a los caminos y senderos de la vida y confrontar a otras personas, especialmente socialmente a sus amigos, con el evangelio de Cristo. Así anduvo Cristo por la vida, confrontando a cada persona que podía con el evangelio, con el Salvador.

Cuando miras la dedicación de la gente de la iglesia, los cristianos normales, a la tarea de evangelizar, 1) no están comprometidos con ella, y muy poco la hacen. 2) No dedican finanzas ni recursos a esa singular tarea que es realmente la fundación de iglesias. No se puede plantar una iglesia si no hay nuevas personas salvas. Sería mejor llamar a la iglesia el robo de miembros de un grupo para formar otra iglesia competidora.

Nuevas iglesias fundadas a partir de miembros robados

En ninguna parte de las Escrituras vemos realmente que esto fue alguna vez “una cosa” que Cristo ordenó ni hicieron sus discípulos. Contrariamente a esto, fueron a los no salvos y los convencieron del evangelio. Eso es muy diferente. Sus objetivos para construir nuevas iglesias nunca fueron persuadir a personas ya salvas y buenos miembros en una buena iglesia que enseña el verdadero evangelio para cambiar iglesias. Siempre se basó en una ruptura con sus creencias paganas sobre el evangelio y la salvación.

La plantación de iglesias, en el sentido bíblico, debe basarse en la evangelización de los no salvos. Ese es el corazón de las misiones. Sin el elemento clave del evangelio que se presenta a los no salvos, no hay fuerza detrás de la plantación de iglesias.

Se fundan nuevas iglesias porque alguien se sacrifica mucho

Junto con la idea de que algunas personas están sacrificando sus relaciones sociales usándolas para testificar el evangelio de las Escrituras a los no salvos, hay algunas personas que también pagan grandes precios para ver la construcción de una nueva iglesia. Sí, muchas nuevas iglesias se inician en la casa de alguien, o en el frente de una tienda u otro lugar alquilado a bajo costo. Pero los edificios que son propiedad de la iglesia para su propio uso tiene que ser a un gran precio. Tiene que haber alguien que pague este precio.

No debemos perder de vista lo que las Escrituras enseñan en general aquí. Primero, las ovejas reproducen ovejas. Eso significa que CADA MIEMBRO DE UNA IGLESIA DEBE SER TESTIGO O al menos invitar a otras personas a ir a la iglesia con ellos. En segundo lugar, Dios dice que la iglesia es como un cuerpo, con diferentes miembros que trabajan de manera diferente en cuanto a los talentos que Dios les ha dado.

Efesios 4:11 Y constituyó a unos, apóstoles; y unos, profetas; y unos, evangelistas; y unos, pastores y maestros;

Así como no todos en una iglesia son apóstoles (misioneros) ni profetas (predicadores) ni pastores ni maestros, tampoco todos son evangelistas. Eso no significa que las ovejas no se reproduzcan según su especie. Ellas hacen esto. Es solo que el evangelista altamente activo debería estar haciendo más que la mayoría de las personas.

También hay algunas personas en otras iglesias que son marginalmente buenas que verán su nueva iglesia como más cercana o en algún aspecto más deseable que a donde iban y se unirán a su iglesia con el tiempo. Pero ese no es el objetivo del evangelismo en ninguna buena iglesia. Es una consecuencia de ser mejor. Algunos se quedarán donde están porque “esa iglesia es mejor” en su entendimiento.

Crecimiento de la iglesia bíblica

Pero el evangelismo del que estamos hablando hasta este punto es cómo se agregan nuevos miembros a la iglesia, o el crecimiento de la iglesia. Las iglesias no crecen por programas de promoción donde regalamos dulces, hornos microondas, etc. Crecen porque la gente se salva. Verdaderamente salvado. Esto es mucho, mucho más que hacer una profesión de fe en Jesús en la calle y nunca bautizarse ni asistir y unirse a la iglesia.

El crecimiento de la iglesia bíblica es la unión de nuevas personas al núcleo de obreros centrales en el ministerio. Eso significa que más personas prediquen, enseñen y salgan a testificar. Más guerreros de oración. Si esto no sucede dentro de aquellos que hacen una nueva profesión de fe en Jesucristo, entonces no hay un verdadero crecimiento de la iglesia. Tiene que haber más obreros haciendo la actividad espiritual de lo que es iglesia. Esta base de trabajadores clave tiene que estar creciendo. No deberían estar creciendo porque la iglesia tiene dinero y está pagando salarios para más de estas personas (seguro que eso también sucede), sino porque hay más y más voluntarios entre la base de miembros de la iglesia que se ofrecen para hacer ese trabajo voluntariamente.

Entonces, el crecimiento de la iglesia no se mide muy bien en una tabla de asistencia. Se mide por los que oran más y más intensamente, así como por los que salen más testificando. Esos “más” que se ofrecen como voluntarios para atender a los bebés, niños y adolescentes enseñándoles. Aquellos que están limpiando activamente la iglesia de forma gratuita.

Una iglesia es una comunidad religiosa

Una vez que tenemos la base fundamental del evangelismo firmemente en nuestras mentes, entonces nos volvemos hacia el crecimiento de la iglesia en cuanto a atender las necesidades espirituales de aquellos que son sus miembros. La gente tiene necesidades espirituales todo el tiempo. Identificar estas necesidades y los individuos espiritualmente dotados por Dios para atender estas necesidades es la actividad de una verdadera iglesia.

Para plantar una nueva iglesia, debe realizar las actividades en el corazón de una iglesia. Jesús le pidió a Pedro, si me amas, apacenta mis ovejas. Nuestro amor por Jesús se refleja en nuestra devoción, nuestro compromiso y nuestro deber de atender a la iglesia de Cristo.

En cualquier iglesia bíblica tiene que haber dos fuerzas gemelas que estén constantemente ahí, y con fuerza ahí. La primera de ellas es el evangelismo bíblico, y la segunda de estas fuerzas es la predicación que es contra el pecado, (contra los pecados de las personas que son parte de la iglesia) produciendo arrepentimiento entre la gente de la iglesia.

Es extremadamente importante entender qué es una “iglesia”. Es un grupo de personas llamadas a salir del paganismo (entonces estas son personas verdaderamente salvas) para los propósitos de Dios. Estos propósitos de Dios son la obra de Dios. La iglesia se identifica y centra su vida en Jesucristo. La iglesia es lo que enseña la moralidad a los salvados. Cuando la iglesia cambia sus esfuerzos o los frutos de su labor de enseñar moralidad bíblica a enseñar hechos y cifras bíblicas, ha perdido su misión y es inútil. La mayoría de las iglesias de hoy solo enseñan información acerca de la Biblia. No enseñan moralidad.

Enseñanza de la moralidad

Para que cualquier iglesia pueda enseñar moralidad, tiene que enseñar información de la Biblia. Pero si estas enseñanzas de la Biblia carecen de una aplicación constante, si carecen de un verdadero “uso” en la vida diaria de la persona, entonces esa información es inútil para formar y construir la moralidad en la vida de ese cristiano. Todo lo que hace la iglesia en ese momento se convierte en una ceremonia hipócrita sin aplicación moral real. Vemos esto con la iglesia católica, la iglesia anglicana, la iglesia ortodoxa y, desafortunadamente, con la iglesia presbiteriana, la iglesia metodista e incluso la iglesia bautista de hoy. Están enseñando información que no cambia a sus miembros para hacerlos más como Jesús. Son solo pecadores informados. Son expertos en la hipocresía.

¿Cuál es el corazón de la fundación de iglesias?

Más entradas sobre la Iglesia


Ayúdanos mantener nuestros sitios en el Internet por comprar unos de mis libros. Falso Evangelio de la Prosperidad $8.50 dólares E.E.U.U.

Esta entrada fue publicada en Iglesia. Guarda el enlace permanente.


Sermón ¿Eres comprometido con Dios?

Jesús prometió que va a regresar a la tierra para nosotros. Su compromiso con nosotros es seguro y cierto. Pero, ¿Eres tú comprometido con Jesús hoy en día? Satanás obra a separarnos de nuestro Salvador como se acomoda lugar. Pero ¿tú?
Nuestro Canal de YouTube.