Escogiendo a cuál iglesia asistes

Escogiendo a la Iglesia adonde voy a reunir:

Heb 10:22-25 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.




Introducción

Simplemente es la voluntad de Dios que congregamos en una iglesia local. Hay muchas razones que la gente da porque no lo hace, y hay muchos berrinches que hacen aun que van, pero el punto céntrico que nadie puede cancelar es que es la voluntad de Dios, simple y sencillo.

Ahora vinculado como igual que congregamos es lo que debe pasar cuando estamos en esta “congregarte”, que es una “estimulación” o esfuerzo de animar uno al otro al amor y a las buenas obras. Esto es el enfoque principal de nuestra congregarnos. Todo esto es para que mantengamos firme la profesión o expresión externa de nuestra fe. Tomando este principio en conjunto con lo demás que enseña el Nuevo Testamento sobre la iglesia, entonces entendemos que es la voluntad de Dios que asistimos, participamos, y apoyamos la iglesia local. Esto es una que yo como cristiano, la llamo “mía” personalmente.




1) La alimentación espiritual.

La imagen que Dios nos ha dado para esto es que somos (los cristianos) ovejas, y vamos a una comunidad local, donde hay a lo menos un pastor encargado con alimentarnos espiritualmente. Dios dibujó esta imagen, y mucho tiene que ver el tipo de alimentación espiritual que dan en esta iglesia con que cumplimos los propósitos de Dios dados en la introducción arriba.

Esta alimentación tiene que provenir casi 100% de exposición de las Escrituras. Si usan otra autoridad espiritual (libro de Mormón, la Atalaya, los escritos de Ellen White), entonces contaminan lo que es la fuente principal, la Biblia.

Hay dos cosas muy claras aquí: (1) la autoridad espiritual – usan esto para terminar todo argumento. La Biblia dice así y así, y luego dejan de convencer más. No hay más fuerte o más alta autoridad que esto. (2) Hay ayudas espirituales en la forma de libros y escritos por buenos cristianos. Nunca hay autoridad de resolver conflictos o de obligarnos a dejar o a hacer en un escrito de apoyo. Puede usar la lógica para convencernos, pero la lógica que usa es una opinión y la opinión del lector es igual de autoridad realmente. Los mejores de estas ayudas espirituales tienen que usar las Escrituras como su autoridad, y igualmente, obligando al creyente porque la Palabra de Dios dice así y así, esto sí es fuerte porque usa y se apoya lo que exhorta en la base de las Escrituras.




2) El ejemplo espiritual de los líderes.

Mat 10:24 El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor.

La iglesia para escoger no es la iglesia con hipócritas entre los líderes. O sea, el punto de los líderes de la iglesia es de guiar, de salirse adelante demostrando los principios espirituales que predican por sus vidas personales. Un hipócrita es una persona que predica o dice una cosa, pero actualmente hace otra cosa personalmente, en su vida personal.

Hay una regla de oro aquí, vas a aprender y ser como los que están enseñándote. Si hipócritas te enseña buena doctrina, lo que vas a aprender es la buena doctrina con hipocresía. O sea, vas a saber que es la buena doctrina, pero no vas a dedicarte a cumplirlo en tu propia vida “porque no es necesario”. ¿De dónde sacaste esta hipocresía? De un maestro hipócrita.

Por esto, a fuerzas los líderes, dirigentes, presidentes, predicadores, y maestros tienen que vivir los principios que están presentando. De otra manera, hacen peor la persona.




3) El ambiente espiritual de la iglesia.

Nuestro pasaje en Hebreos 10 nos presenta un ambiente de apoyo, amor, y animarse uno al otro. Aunque puede haber una muy buena iglesia en otros elementos, si la gente en la iglesia no están esforzándose para cumplir la doctrina de Dios con piedad personal, la gente entonces sería hipócritas también.

2Tim 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Dios quiere que congregamos con personas de “corazón limpio” que invocan el nombre y los principios de Dios sobre ellos.




cp60 Cómo Resolver Problemas y no Caer en Adicciones Un studio sobre problemas, y cómo debemos resolver nuestros problemas en la luz de la Biblia. TEMAS: Sobrevista | ¿Por qué tenemos problemas? | Dios castiga a sus hijos | Respuesta: Ignorarlas Diversión en lugar de Tratar el asunto | Respuesta: Afanarse | Respuesta: Orar | Respuesta: Corre a Dios

Esta entrada ha sido publicada en Asistencia y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *