Pastor: el Intercesor espiritual

Pastor: el Intercesor espiritual es una breve entrada sobre este aspecto del ministerio pastoral, y la compasión de él.




Intercesor

El pastor es además un intercesor para sus ovejas. Él es quien que debe estar orando constantemente para ellos. Habla de primero conocer a cada oveja, su persona, su personalidad y carácter, sus fuerzas y fallas, y luego orar delante del trono de Dios por él.

En un sentido muy importante, el único entre los miembros de su rebaño y la ira de Dios es él. Claro que Jesús está en esta posición más importante que el pastor. Pero Jesús ha instalado pastores para cuidar espiritualmente sobre el rebaño.

El pastor es un ministerio muy importante por lo tal. Pastores no pueden salvar a nadie, pero cada individuo tiene que buscar a Jesús para ser salvo. Pero los pastores se dedican sus vidas cada domingo en exhortar a los hermanos, y tratar de ayudarles. Debe orar constantemente para ellos.




Libro: Descendencia para Dios

En este libro, exploramos el propósito de Dios en la pro-creación de hijos, y esto es que Dios quiere Una Descendencia para Dios.

Tabla de Contenido

Introducción. 3
I. Capítulo 1: El propósito de hacer un hogar. 3
II. Capítulo 2: La importancia de la pareja unida. 6
III. Capítulo 3: El niño necio. 11
IV. Capítulo 4: El amor nos obliga a disciplinar. 15
V. Capítulo 5: Responsabilidades de los padres hacia sus hijos. 17
VI. Capítulo 6: Honrar a tus padres. 24
VII. Capítulo 7: La disciplina del niño. 26
VIII. Índice de Textos Bíblicos. 32

Leer el libro en línea (y descargarla aquí): Descendencia para Dios

Esta entrada ha sido publicada en Buena Materia para Predicadores, Pastor-Intercesor y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sermón Controlando tu Ira

¿Por qué te enojas con las cosas en la vida que no van cómo quieres que van? Aun en los eventos de los últimos tiempos vemos que supuestamente, los eventos no van en favor de Dios. Pero, ¿Quién gana al final? Dios. ¿Quién pierde a final? Satanás. Por todo que Satanás quiere y aparece que gana en su guerra contra Dios y los redimidos, no debemos preocuparnos.
Nuestro Canal de YouTube.