¿Cómo debemos pensar sobre riquezas y pobreza?

¿Cómo debemos pensar sobre riquezas y pobreza?

Por Pastor David Cox

Las riquezas y pobreza Un breve sobrevista de la persectiva cristiana sobre riquezas y pobreza, y el movimiento de Prosperidad que adoran las riquezas.




El Movimiento de la Prosperidad

3Jn 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

El Movimiento de la Prosperidad realmente tiene la misma meta como Satanás y su gente tiene, riquezas, placeres, buenas experiencias, etc. pero usando Dios en lugar de Satanás. Si Dios no le da todo que quieren, y en los términos que imponen, dan la vuelta de Dios al Diablo.

Tenemos que ver los motivos de porque la gente quiere dar, y allí nos ubica.

1Ti 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.9Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

O sea, el deseo de ser rico es algo carnal que nos hace mal, que es malo en sí mismo.




¿Por qué es malo querer ser rico?

Dios hizo la tierra, y todo fue bueno. Pero llegó Satanás y contaminó toda la tierra. Dios condenó esto con la declaración que un día, Dios va a hacer unos nuevos cielos y una nueva tierra.

Is 65:17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. Is 65:18 Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. Is 65:19 Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.

Ap 21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Ap 21:2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Ap 21:3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Ap 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Ap 21:5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

Entonces, de todo lo que hay en esta tierra, poco va a traspasar al nuevo. Lugares como “Jerusalén”, el lugar bendito de los redimidos, tendrán algo parecido en lo nuevo, pero realmente nada de cosas ni de terrenos van a llegar allá.

Todo es contaminado. Entonces el oro, los diamontes, la plata, el dinero, las monedas, todo va a ser destruido. Entonces, si creemos en lo que Dios declara y hace, tenemos que una diferente vista a las cosas que los paganos inconversos.

Job 1:21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

O sea, vemos desde el principio hasta el fin, nuestra vida en esta tierra es algo donde nuestros logros o fallas en juntar bienes y posesiones van a terminar en ceros. Esto es ordenado por Dios para todos. Nosotros sabemos esto porque leemos y creemos en la Biblia, pero los inconversos no tienen este entendimiento.

Sal 49:16 No temas cuando se enriquece alguno, Cuando aumenta la gloria de su casa; Sal 49:17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.

O sea, en la tierra, los ricos se jactan sus riquezas, lujos, y placeres sobre los demás. Pero no debemos ser movidos por esto. (Clase: edj2-25 No desviarte por la prosperidad de los Malignos) Pero el punto que Dios quiere que vemos es que nuestras acciones y obras espirituales pueden tener consecuencias, o mejor dicho, bendiciones en la eternidad. Aunque no podemos llevar bienes o terrenos por la muerte “al otro lado”, bien podemos juntar tesoros para la eternidad.

Ve mi folleto: salv15 ¿Desnudo en el cielo? o ¿Vestido de Novia?

Este folleto examina el lugar de buenas obras aparte de la salvación. Nadie es salvo por “obras de justicia” (Tito 3:5), pero una vez que uno llegue al cielo por solamente fe en Jesucristo, somos vestidos con lo que hemos hecho en la tierra por Cristo.
TEMAS: En este folleto, examinamos al concepto de los cristianos que nada más quieren entrar en el cielo, y no más. No se preocupan sobre ser santo, ni tampoco en laborar para el Señor, Su reino, Su obra. Entonces, entraron tal vez, pero serán desnudos en el cielo, porque con nuestras obras (no van a determinar si entramos o no) determinarán nuestra gloria y cubierto celestial (nuestra ropa). TEMAS: Definiendo al Verdadero Salvo | Preparándose para el Cielo | Mirando lo eterno, no lo temporal | ¿Por Qué hacer buenas obras? | La falta de preocupación en “tu ropa” equivale a no ser salvo

No rico, no pobre, pero inclinándose más hacia ser pobre

La idea es de vivir más o menos bien en esta vida, ni yendo atrás de las riquezas, ni viviendo en la pobreza.

Pro 30:8No me des pobreza ni riquezas;  Manténme del pan necesario;

Pero entre ser pobre o rico, debemos inclinarnos hacia ser pobre.

Lc 6:20… Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. 21Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.

Siempre queremos ser ricos, pero el cielo tiene una populación de muchos pobres. Y en seguir lo que la Biblia indica, debemos aceptar una vida de pobreza, problemas, y sufrimiento como cosa mejor de ser rico. La pobreza con su acompañante, la humildad, indican el camino para nosotros.

Lc 1:52 Quitó de los tronos a los poderosos,  Y exaltó a los humildes. 53 A los hambrientos colmó de bienes,  Y a los ricos envió vacíos.

Rom 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.  Stg 1:9-11; Marcos 10:25

cp56 Di no a la brujería

En este folleto examinamos lo qué es la brujería, y cómo Dios ve esto como una abominación. TEMAS: ¿Qué es la Brujería? | ¿Cómos practicas la Brujería? - Principios Ocultos o encantos - Espíritus ayudantes - un buen ejemplo aquí es Saúl | La Importancia de rechazarla | ¿Cómo rechazarla | Conclusión. Haz clic aquí para ver el folleto.

Esta entrada fue publicada en Prosperidad. Guarda el enlace permanente.