Pastores: ¿Estás enfermo? Síntomas

#1 – No recuerdas la última vez que la Palabra de Dios te reganó directamente de algo en tu propia vida.

  • Una cosa es usar la Biblia para ganarse el vivir, y otra cosa es de crecer de ella espiritualmente.
  • Necesitas dejar tiempo para meditar y contemplar las Escrituras, lentamente.
  • Necesitas otras fuentes de “comida espiritual” aparte de tus propias sermones.
  • Necesitas predicar de tus propios pecados igualmente de los de tu congregación. (Arrepientas antes de predicarlo)

#2 – No usas la Biblia para aprender de Jesús y crecer más cerca de Él, sino estás solamente sacando tus sermones de allí.

  • Necesitas examinar tu vida por pecado, y encontrar lo que Dios dice sobre ello, y hacer lo que Dios te lo dice de hacer.
  • Necesitas cambiar de enfocar sobre información bíblica, y cambio espiritual a la imágen de Cristo.

#3 – Actualmente odias y aborreces las personas en tu iglesia (cuando Dios te manda de amar y cuidarlas).

  • Aun son malos a veces, necesitas separar tu trabajo de tus amigos. 
  • Vea a ellos como un encargo divino, y cumples con lo que debes ser en los ojos de Dios para ellos.
  • Siempre ve separado la persona del pecado en la persona. Ama la persona, y aborrece el pecado. Predique y enseñe hacia los problemas espirituales entre tu congregación (y propia vida) y no predica en contra de personas. La diferencia es de atacar a alguien, y luego buscar en que forma o asunto puedes usar para atacarle. No, en lugar de así, ve el daño espiritual los pecados que están en tu gente (y en tí) están haciendo a otros y a ellos mismos. Predique hacia a estos pecados, con mucha oración hacia Dios cambiando las personas envueltas.

#4 – Cuando estás en tu hogar, castas más tiempo en el telefóno, en la computadora, o viendo televisión que con tu propia familia.

  • El requisito de una vida familiar en orden es necesario ANTES que puedes ministrar, entonces no faltas esto.
  • Pon más importancia en relaciones sociales con familia y amigos íntimos que con computadora, televisión, diversión, o hablar demasiado con unos pocos.

#5 – Te obsesionas con agradar la gente, y apagar las quejas en lugar de escuchar a Dios y hacer Su obra, según Él te manda de hacerlo.

  • Nunca deja la gente que estás sirviendo llega a ser más importante y influencial en tus decisiones y división de recursos (tiempo, dinero, energía, etc) que lo que Dios pensaría.
  • Primero antes del costo en discusiones y argumentos, es lo que Dios tiene que decir sobre un asunto. Aceptamos mucho problemas si es lo que Dios ha mandado. No cedes a presiones diabólicas (opuestos a Dios).

#6 – Sueñas sobre estar el pastor DE OTRA IGLESIA… pensando que si solamente fuera así, no tendrás problemas.

  • Ni hay pastor ni iglesia que no tiene más o menos lo mismos problemas que tú tienes. El ministerio es lo mismo por todo el mundo.
  • Fíjate que en otra iglesia, tal vez tendrán problemas peores que los tuyos (que nunca sabrás hasta que estás adentro), y que será peor, no mejor a fin de cuentas.
  • Muchos de los problemas que tú tienes son resultados o causados por tu propia personalidad. Busca cambiarte y cambiar tu forma de pensar, hablar, actuar, etc. segundo que buscar otra localidad de servir. (Primero ora sobre el asunto intensamente.)
  • Deja de juzgar dónde vas a ministrar por el reto delante de tí allí. En lugar de esto, buscas el llamamiento y dirección de Dios, y quédate donde Dios te puso.
  • Ve la gente problemática más como pacientes de sanar que plagas de ratas de exterminar. Ore por ellos y gane a ellos a tí, a la verdad de las Escrituras, y llevales más cerca a Dios para que se mejoren.

#7 – Estás gastando tiempo inordenado edificando mujeres y teniendo conversaciones íntimas con ellas en lugar de hacer esto con tu esposa.

  • Deja las mujeres espirituales ministrar a las mujeres y niños. Concéntrate en los hombres y la congregación en general.
  • No tengas “amistades” con mujeres de sexo opuesto excepto por tu esposa y tu madre. Sé respetuoso a toda mujer, pero no demuestras interés especial en ninguna excepto tu esposa.

#8 – Frecuentemente te deprimes sin razón realmente.

  • Depresión es Satanás diciéndote en tu oído que Dios no te ama, te ha dejado desamparado. Trata con los problemas de la vida, y si hay éxito o fracaso, déjalo todo en los pies de Jesús. 
  • La solución para depresión es de envolverse en las vidas de otras personas. Hay una iglesia llena de ellas, y un hogar (lo tuyo) lleno de otras personas. Considera qué tipo de relación tienes con otros. ¿Usas a ellos para tus planes, metas, y propósitos? O ¿Inviertes tu vida en sus vidas, no “usándolas”, sino siendo un grande bendición para ellos?

#9 – No puedes dormir.

  • Busca solución médica.
  • Si no hay, busca solución espiritual.
  • Apartes con Dios, y deja que Dios te habla.

#10 – Piensas vez tras vez (y lo dices a tu familia y esposa), que un día todo de tu vida va a ser más lente y calmado.

  • Primero, haz más lenta la vida. Quita unas cosas no necesarias.
  • Segundo, haz lugar para tiempos de contemplación y reflejo. No es meditación si hay música, televisión, radio, o personas hablándote. Es meditación cuando tú piensas en Dios, su Palabra, tus problemas, y lo que Dios quiere que TÚ HACES.
  • Tercero, haz lugar para tiempos de descanso. Descansar no es de jugar deportes, no es de ver la televisión o hacer cualquier cosa en cualquier apárato eletrónico. Cuando duermes, no haces otras cosas, sin ellas son distracciones para que NO DUERMAS. Entonces toma tiempo para “hacer nada.” Descansar. Tal vez de lentamente hablar con tu esposa o hijos será lo mejor. Haz algo con ellos, que realmente no es de gran interés a tí. No es descansar para que tú (aficionado a un deporte) de ver un deporte con tu hijo. Busca lo que él o tu esposa quiere, y meter interés en sus vidas.

Traducida y adaptada de esta página

http://www.perrynoble.com/blog/10-warning-signs-that-you-might-not-be-healthy/

Folletos para Navidad

    Inscríbate en nuestra lista de notificaciones por email para saber cada vez que hay un nuevo folleto o un folleto cambiado.


     


    Dona para sustener este ministerio: Paypal.me/davidcoxmex/

    Esta entrada fue publicada en Problemas y Estrés. Guarda el enlace permanente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *