Elementos de un líder espiritual

Elementos de un líder espiritual es mi explicación de un líder espiritual desde mis estudios de la Biblia y observación real en el ministerio.

Entendiendo lo que es el ministerio de ser líder

Creo que debemos empezar aquí. Muchos conciban un líder como un jefe de un negocio que da ordenes a la izquierda y a la derecha. Se enfocan en al autoridad que un jefe tiene, especialmente cuando el jefe es el dueño del negocio. Bueno, esto no es nada lo que es un líder en las cosas de Dios.

Actualmente trabaja él mismo

Un líder es primero sobre todo un siervo que ayuda a los demás de hacer sus trabajos primero. Un buen líder es enfrente, haciendo las cosas que necesitan ser hechos. No es una persona que no puede “ensuciar sus maños.”

Él está activo personalmente para cumplir las meta

Segundo, un buen líder es enfrente del grupo, no tanto para lucir bonito y mandar a todos, sino es enfrente para dirigir las cosas para que cumplan los objetivos y metas que Dios nos ha dado a hacer.

Todo pastor sabe que Dios nos manda a evangelizar. Pero aquí se divide los jefes de los verdaderos líderes. Un jefe empuja y pega feo a los demás que “ellos tienen que testificar.” Pero es muy claro que él mismo no hace esto, porque es no ensucia sus manos con testificar a gente común.

Si un rico o alguien de poder o prestigio entra en la iglesia y quiere que le explican cómo ser salvo, entonces él no deja a otra persona a hacerlo. Pero el día de testificar, él llega a exhortar a los demás y dirigirles, pero luego encuentra una excusa para no irse. Igualmente, hay normas dobles instalados en casi todo lo que hace. Todos tienen que diezmar y luego sacrificar aun más, pero no tocas su sueldo. Todos tienen que gastar mucho tiempo en orar. Pero él solamente ora cuando puede demostrar que espiritual es para los demás. Muchas veces pastores piden que su gente ayunan durante largas horas de orar. Pero él es excepto a esta insistencia.

Un verdadero líder sacrifica de sí mismo para el grupo

En general, grupos como iglesias no van adelante sin sacrificios, y muchos sacrificios. Cuando mi esposa y yo empezamos nuestra iglesia en la Ciudad de México, tuvimos que tener la iglesia en nuestra estancia, y luego, pagamos la renta en un local. Yo compré himnarios, sillas, pulpito, etc. Muchas veces sobre los años compramos nuevas cosas y pasamos las viejas cosas a otras iglesias empezando.

Cuando sirves a una comunidad, tienes que ver por las necesidades del grupo, y de individuos en el grupo que faltan cosas, y uno mismo sacrifica para ellos. Nadie sabe quien regaló las cosas.

Un verdadero líder ve por el bien del grupo

Siendo un líder significa que a veces no puedes aceptar lo que te conviene. Hay gente que entra en el grupo, hace maldad, y porque donan fuertemente, piensan que nadie puede regañarles, porque el grupo tendrá mucha falta si ellos se enojan y dejan el grupo. Pero el bien del grupo urge que predicas algo que sí va a pisar sus dedos de sus pies. Predicaciones en contra de la avaricia no es normal cuando los líderes de una iglesia tienen gente rica donan mucho, pero poco espiritual.

Un pastor o un líder de una iglesia es cómo un doctor. Lo que los pacientes necesitan, ellos tienen que hacer. A veces, tienes que regañar fuertemente pecados específicos de individuos que está apoyando fuertemente la iglesia. Un líder pone su misión de Dios antes de hacer las cosas que sean fácil.

Un buen líder entiende su misión y es activo en cumplirla

Cómo cristianos, debemos obedecer a Dios, la voluntad de Dios. Pero más específicamente, debemos hacer la obra de Dios. Un buen líder pastor es alguien que toma la obra de Dios en serie, y es experto en hacerla. Lo que veo de mal en tantos pastores, no es que no vean este asunto, es que se confunden la diferencia entre la obra de Dios y la obra que ellos tienen actualmente en un sentido local.

Si este pastor hace pecados con otras mujeres o muchachas, para el “bien” de la obra todos deben ignorar sus indebidos y cubrirle. Así no es. Ningún individuo es tan esencial y importante que se puede ignorar las normas morales sobre nosotros. Hay tiempos cuando pastores y otros ministros simplemente deben bajarse totalmente del ministerio para el bien de la obra de Dios. Un mal líder no quiere aceptar esto.

Un buen líder es siempre honesto y tiene integridad

Esto quiere decir que su forma de vivir es el mismo mensaje que predica los domingos. Hay transferencia de moralidad de un ministro a su gente solamente cuando él tiene y vive esta moralidad, y él demuestra esta moralidad frente de ellos.

Integridad habla de ser completo. No hay fallas en su carácter o acciones donde si lo descubren, tendrá vergüenza. Cuando pienso de integridad, recuerdo del Rey David, que Saulo puso la relación entre él y David cómo si David fuera un criminal. David tuvo la oportunidad vareas veces de hacerle mal o matar a Saulo, pero nunca lo hizo. Su carácter era de agrado delante de Dios, y eran un ejemplo de Cristo.

Un buen líder inspira a otros a seguirle

El asunto aquí es que muchos que quieren ser líderes realmente no saben (delante de Dios) lo que deben hacer. Hacen grandes planes y tratan de vender estos planes al grupo. Normalmente es muy caro. Hay otras formas de lograr el objetivo sin tanto gasto. Donde hay mucho dinero levantado y gastado, hay mucho dinero que se cae entre las grietas y el líder inmoral hace esto con el plan de recogerlo en una forma.

Hay confianza en un buen líder de que ha estudiado lo que es la obra de Dios, y está cumpliendo con esto. No edifica un imperio para sí mismo. No hincha su orgullo. No hace cosas para la gloria de sí mismo. Está bien con que nadie más él y Dios sabe sus esfuerzos. No se jacta de todo lo que ha hecho.

Un buen líder sabe su misión, y tiene compromiso y pasión en cumplirlo.

Es muy importante que un líder ha estudiado y entiende la obra de Dios. El ser salvo no es tan fácil como de repetir una oración. La salvación es un nuevo nacimiento que es como una transformación para que seas una nueva criatura. Se preocupa cuando su gente dicen que son salvo, pero se porta como hijos y hijas del Diablo. Predica vez tras vez sobre la salvación, y nunca deja esta tema por hecho.

Santidad natural y por la obra del Espíritu Santo es lo que quiere. No se satisface hasta que lo ve.

Un buen líder comunica muy bien

Nadie sigue a una persona confusa en su propio pensar. Buenos líderes son claros y al punto en sus objetivos, metas, y formas de hacer el ministerio. De poder comunicar efectivamente es muy importante en convencer la gente a las verdades, normas y mandamientos de Dios.

Un buen líder hace buenas decisiones

Vamos a ser honestos, todos nosotros hacemos malas decisiones a veces. Pero el buen líder raramente va a decidir algo importante sin ir por unos pasos que siempre usa. Primero, analiza la decisión y identifica los principios espiritual en el asunto. Segundo, estudia estos principios de nuevo para entenderlos bien. Tres, el líder va a buscar buenos consejeros para ver lo que piensan. Esto significa que evita gente que siempre dice sí a cualquier proposición que tenga el pastor. Cuarto, él y sus otros líderes oran bastante por la decisión. Lo más importante, lo más drásticamente que cambiará las cosas, lo más dinero envuelto, lo más adicionalmente tienen que orar. Escuchan cuando unos tienen mucha hesitación. Nunca hacen decisiones de prisa sin ir por el proceso. Entienden que así no es cómo Dios funciona.

Un buen líder toma la responsabilidad de fracaso, y poco crédito para éxitos

Un buen líder sabe muy bien que en general, la gente son mentiros, y son muy adeptos en alabar al líder para poder y influencia para ellos mismos. Sus alabanzas de qué bueno el líder no son tomados al corazón mucho. Siervos de Dios quieren alabanza de Dios, no de sus con-siervos.

Igualmente, un buen líder sirve a Dios, y si nadie se fija en su servicio, sus sacrificios, o en nada en su ministerio, no es cosa grande para él. Ataques y críticas son de poca consecuencia si sabe que está haciendo bien. Se cae o es exaltado por su Señor, no por su popularidad.

Un buen líder reparte el trabajo entre gente más que él mismo

El buen pastor entiende que la obra de Dios de ser hecho entre todos los hermanos. Cada uno tiene su don de Dios, y no es la voluntad que el pastor, o unos poquitos hacen toda la obra y los demás observan nada más.

En delegar trabajos, también el buen líder acepta que los demás usan una medida de discernimiento y hacer decisiones ellos mismos.

Un buen líder tiene compasión y empatía para otros

Lo que marca muy bien un buen pastor es que siempre puede ponerse en el lugar de otros, y ve su situación con compasión de su punto de vista. Hace cambios en como él hace las cosas porque no quiere que otros le tratan a él mal, y él complace esto mismo sentir en tratar a ellos.

Un buen líder sabe que la obra es difícil, el para ganar el premio, no vale desanimar ni entregarse

Satanás es un experto en desanimarnos. El buen líder sabe esto y mide sus esfuerzos y animo para nunca desalentarse por derrota. Creo que era el Señor rico Carnagie, que tuvo una sala de prensa una vez. Un reportero le dijo que ha tenido tantos éxitos en su vida, tanto dinero ganado, etc. ¿Qué era su secreto? Él contestó que estudió el asunto, y por cada nuevo proyecto que él lanzó 99 veces fracasó. Una vez en 100 tuvo éxito. Entonces con cada fracaso, él pensó ya va uno, ahora hay 98. En el próximo fracaso, “ya va 98, solamente 97 veces más.” Con esta actitud de mente, pudo pasar por todos los fracasos, seguir presionando hacia sus metas, y no dejar fracaso a desanimarle.

Un buen líder es humilde.

Por todo lo que un buen líder puede cumplir, nunca se jacta, nunca tiene orgullo.

cp41 Drogas y la Biblia TEMAS: El Propósito de Usar Drogas: Para el Placer, Para Olvidar. Razones Bíblicas en Contra de las Drogas
1. Intoxicación.
2. Bajan el juicio mental.
3. Nuestro Cuerpo es el Templo de Dios.
4. Esclavitud
5. No debemos buscar entretenernos sin servir a Cristo
6. Nuestra Mayordomía
7. Malos Hábitos
8. Abuso les ayuda a realizar pecados extremos.
9. Causan que caímos fácilmente.

Esta entrada ha sido publicada en Liderazgo y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.