Keller – Iglesia Centrada

762532: Iglesia Centrada (Center Church) Iglesia Centrada (Center Church)
By Timothy Keller / ZondervanA muchos pastores les cuesta un gran esfuerzo convertir sus principios teológicos en un ministerio fructífero en los lugares que han sido llamados a alcanzar. No les es suficiente saber lo que se debe creer (la teología), o la forma en que se debe trabajar en el ministerio (la metodología). Necesitan algo que se halle entre ambos extremos. Necesitan ayudar a pensar en función del ministerio dentro de una cultura que ha dejado de creer que el cristianismo sea una fuerza beneficiosa, sin mencionar siquiera que en la Persona de Cristo se encuentre la fuente máxima de la verdad revelada.




Iglesia Centrada, una colección de doce ensayos escritos por Timothy Keller, esboza una visión teología del ministerio que está organizada alrededor de tres compromisos básicos:

  • Evangelio-centrado: El Evangelio de la gracia en Jesucristo lo transforma todo; desde nuestro corazón hasta nuestra comunidad y el mundo entero. Le da una forma totalmente nueva al contenido, la tonalidad y las estrategias en todo lo que hagamos.
  • Ciudad-centrada: Con un acercamiento positivo a nuestra cultura actual, aprendemos a proclamar que las ciudades son lugares maravillosos y estratégicos que no nos merecemos, y en los cuales podemos desarrollar el ministerio del Evangelio.
  • Movimiento-centrado: En lugar de edificar nuestra propia tribu, buscamos la prosperidad y la paz de nuestra comunidad, dirigidos por el Espíritu Santo.

Opinión de David Cox

Mientras que es bueno de siempre estudiar, analizar, y pegarnos a lo que Dios ha dicho sobre el trabajo que hacemos, tengo que poner una precaución en este libro. No lo he leído, y mi impresión es lo siguiente: centrar el ministerio en el evangelio, absolutamente. Todo del Nuevo Testamento giraba alrededor de Jesucristo como Salvador, y en esencia la salvación. Cuando gente habla demasiado sobre la gracia, tenemos que insistir que “gracia” no es igual con calvinismo/elección, sino que insistir que “gracia” es igual a Dios ofreciendo la salvación a todos.

Segundo, cuando oigo que el ministerio debe ser orientado a ciudades, busco en vano a encontrar este concepto en el Nuevo Testamento, y especialmente como un elemento básico y esencial en el ministerio. Si se entiende aquí “cultura” en lugar de “ciudad”, entonces es de jugar juegos de palabras. Si quiere decir esto para alcanzarles para Cristo, esto ya fue tratado en el primer punto.

Tercero, la idea que nuestra cristiandad debe ser llevado con una consciencia mundial de nuestros hermanos, pues esto sí es cierto. En lugar de pensar en nuestra iglesia a la exclusión de los demás en el cuerpo de Cristo. Pero de nuevo, los ecumenistas usan este lenguaje para promover exactamente un apoyo a su movimiento de una iglesia mundial. La comunión que debemos tener se limita a hermanos y organizaciones que son buenos de doctrina y práctica. Si alguien proclama ser “hermano” y quiere compañerismo, entonces debe adherir a las normas de la Biblia, o si no, debemos salir de entre ellos. Esto es la separación para mantenernos “santos”.

Esta entrada ha sido publicada en El Ministerio y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.