Definiendo el trabajo de Pastor

En este estudio, Definiendo el trabajo de Pastor, definimos qué es un pastor, impuesto por Dios como superviso.




Introducción

Dios nos ha dado la imagen de una persona llamada por Dios para ocupar y desempeñar el trabajo de “pastor.” Un pastor tiene varios diferentes trabajos en este ministerio, pero el principal o general es el cuidado espiritual del rebaño (esta iglesia local).

Definición: Pastor u Ovejero

Lo más simple definición para un pastor es que él es la persona encargado con el cuidado espiritual de la iglesia, de alimentarla, de protegerla de peligros adentro (hermanos problemáticos, y lobos vestidos como ovejas) y afuera (otras religiones, falsos profetas, y doctrina o práctica falsa). Igualmente el pastor debe atender a las necesidades de la congregación.

En sí, la idea de un pastor es exactamente lo que Dios quiso comunicarnos, y no podemos cambiar esta imagen. El pastor hace las decisiones ejecutivas para el rebaño. Él decide que será la alimentación y donde andan hoy. De robar o restringir el pastor de lo que Dios pone en su corazón para predicar es de destruir la imagen que Dios nos dio. Las ovejas nunca deciden o controlan al pastor, sino es al reverso, el Pastor hacen estas decisiones de su parte.

Ahora si salirnos de esta imagen, era muy rara la vez que un pastor era el dueño de las ovejas. Casi siempre fue un joven o hombre que actuaba bajo la dirección general del dueño de las ovejas. Entonces el pastor tampoco es dueño de las ovejas, y sus decisiones y forma de tratar las ovejas y desempeñar el cuidado de las ovejas tiene que ser de acuerdo con los directivos generales que Dios le da.




El Pastor impuesto como Supervisor

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Dios impone pastores en las iglesias como “obispos”. Este concepto es simplemente un supervisor. Supervisión tiene dos elementos que siempre tienen que irse con ello: (1) hay autoridad para dictar. (2) hay responsabilidad de hacer cuentas con la autoridad superior al supervisor.

El Pastor como dictador.

Muchas personas y iglesias han sidas maleadas tanto en el pasado que imponen reglas y restricciones excesivas sobre el pastor. “No queremos otro dictador.” Pero esto es exactamente lo que es el trabajo de un pastor. Su trabajo y ministerio es de imponer la voluntad de Dios.

Por todo lo malo que hacen unos pastores, todavía tenemos que regresar al modelo y patrón bíblico. El problema no es en dar autoridad a una sola persona, sino la calidad de vida espiritual en la persona que tiene la autoridad.

La contra parte a un pastor dictador que grandemente daña la iglesia es una iglesia con un comité o control y autoridad en la congregación que simplemente es un fracaso. O no hacen nada, o estos con la autoridad quiere hacer su propia voluntad, y igualmente causan un gran desastre en la iglesia. Simplemente puesto, ni modo donde quieres poner la persona o grupo de personas con la autoridad de decidir, si no son personas altamente espirituales, entonces será un fracaso.




Ahora, entre un comité y un solo hombre, es mejor un hombre que es sabio y prudente para hacer caso a buenos y sabios consejos de otros hombres de Dios. Esto es el patrón bíblico. Hay un pastor dado a la iglesia.

Efe 4:11 Y él mismo constituyó… a otros, pastores y maestros,

La existencia de pastor es un hecho bíblico. No podemos cambiar esto. Pero es muy importante que no cambiamos lo que ha impuesto Dios sino que lo entendemos y lo obedecemos. El pastor tiene que ser un hombre de Dios y no un lobo. El gran error de muchas iglesias es de tratar de establecer otra alternativa (ignorarla) que lo que nos presenta Dios en la Biblia, o de cambiar estas instrucciones.

El Pastor como responsable de la iglesia.

Hebreos 13:17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

Ahora es también importante de ver que el pastor, aunque tiene autoridad de organizar y ejecutar la voluntad de Dios entre la iglesia, tiene también que hacer cuentas con Dios por sus acciones.

Debe ser una señal de alerta roja cuando la congregación ve el candidato para ser pastor ignorando esta parte de su ministerio. Dios no nos exige el éxito, sino la obediencia. Tenemos que ser “bíblicos”, que quiere decir que cumplimos con la voluntad de Dios, y esta calidad es solamente posible cuando (1) conocemos muy bien la voluntad de Dios (exige estudio y logro en entender la Palabra de Dios), y (2) nos esforzamos muy bien hace este cumplir la voluntad de Dios.




Un pastor calificado debe tener estos elementos en sí: es estudioso de la Palabra de Dios, extrayendo muy bien el sentido exacto de las Escrituras, y debe ser una persona bien cuidadoso y exacta en excesivo de que él y lo suyo cumplir con la letra de la ley de Dios.

Si la gente ve que falla en cualquier de los dos, deben retroceder en imponerle como pastor.

cp60 Cómo Resolver Problemas y no Caer en Adicciones Un studio sobre problemas, y cómo debemos resolver nuestros problemas en la luz de la Biblia. TEMAS: Sobrevista | ¿Por qué tenemos problemas? | Dios castiga a sus hijos | Respuesta: Ignorarlas Diversión en lugar de Tratar el asunto | Respuesta: Afanarse | Respuesta: Orar | Respuesta: Corre a Dios

Esta entrada ha sido publicada en Pastor-Ministerio y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sermón ¿Eres comprometido con Dios?

Jesús prometió que va a regresar a la tierra para nosotros. Su compromiso con nosotros es seguro y cierto. Pero, ¿Eres tú comprometido con Jesús hoy en día? Satanás obra a separarnos de nuestro Salvador como se acomoda lugar. Pero ¿tú?
Nuestro Canal de YouTube.