¿Por qué la longanimidad de Dios?

¿Por qué la longanimidad de Dios? porque Dios es paciente con nosotros aunque somos pecadores y no obedientes

¿Por qué Dios tiene que ser paciente con nosotros para que seamos salvos si Dios ha programado todo en la eternidad antes de la creación del mundo, y el ser humano no tiene nada de ver con cambiar su mente, hacer una decisión, obedecer o rechazar a Dios? O sea, si la salvación es solo por parte de Dios, ¿Por qué Dios espera pacientemente hasta que el hombre se cambia?
La Paciencia

2Pe 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Para el calvinista, enseña y propone de un lado, y luego tuerce las Escrituras, y luego no quiere que nadie piensa por lo que aun él ha escrito para ver la verdad de Dios.

El calvinismo propone que nadie es responsable por sus propias acciones, porque cada persona fue predestinado desde la eternidad pasada si iba a ser salvo o perdido, y por lo mismo, todas las decisiones de la vida son finalizadas desde antes de la creación del mundo. Este pensar cree una actitud de fatalismo en que nadie puede cambiar nada, entonces ¿Por qué tratar de cambiar las coas?

Ellos proponen que Dios tiene que regenerarnos antes de que podemos tener fe (haciendo muy importante el orden de secuencias en la salvación, fe luego regeneración, o regeneración y luego fe), y proponen que la gracia de Dios is “irresistible” cuando Dios finalmente “la enciende”.

Pero este pasaje de Pedro entonces no hace sentido si seguimos el calvinismo. ¿Por qué Dios es paciente con nosotros esperando largamente para que la humanidad llegue a la salvación? Dios es quien que predeterminó (según el calvinista) el momento de salvación, y nadie puede ser salvo sin esta determinación de Dios, ni tampoco puede ser salvo un segundo antes o después de esta predeterminación.

Vemos en 2 Pedro 3:9 que Dios está tratando con el hombre NO en una forma como un robot, sino como una persona, y su destino eterno gira sobre el rendimiento de su voluntad a la Santa Voluntad de Dios.

O sea, de pensar sobre toda la Biblia, ¿Cómo es que Dios nos presenta la realidad de las cosas? ¿Qué el hombre no tiene participación en ser salvo o ser perdido? o ¿Dios exhorta constantemente que el hombre se arrepiente de sus pecados para ser salvo? ¿Dios no exhorta y argumenta con el hombre constantemente en las profecías, predicaciones, y enseñanzas para cambiar la mente y creencias del hombre?

Si es así, ¿Cómo es que aceptamos un sistema que presenta la Biblia en otra luz? ¿Por qué hemos dejado el tono y forma de hablar por Dios a los hombres, de convencerles a un fatalismo en que nada puede ser cambiado, y nadie debe tratar de hacerlo?

 

Esta entrada fue publicada en Relación entre Dios-Hombre. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Por qué la longanimidad de Dios?

  1. Antonio Maldonado García dijo:

    Ese es el problema de muchos hermanos arminianos que no conocen la doctrina calvinista, la cual antes de ser llamada calvinista fue llamada agustiniana por agustin, juanina y paulina por los apóstoles Pablo y Juan, pero que sin ningún problema podemos llamarlas doctrinas de la gracia de Dios o doctrinas cristianas.
    Pues de inmediato se pone de manifiesto su desconocimiento cuando dice que los calvinistas crren “que nadie es responsable de sus propias aciones”. Además usted quiere hacer toda una doctrina de unsolo verso, y recuerde que un principio hermenéutico dice que un verso sacado de contexto sirve para puro pretexto. El verso que usted usa debe estudiarlo dentro de todo elcontexto y de toda la enseñanza bíblica y no sacarlo de contexto y querer enseñar algo que la Biblia no enseña.
    Con todo mi cariño, su hermano en Cristo: Antonio.
    Que Dios le bendiga

    • Hola Antonio, gracias por su comentario pero quisiera pedirle sea mas especifico. Trata de argumentar pero no fue claro. Por favor explíquenos usted el contexto del pasaje en cuestión para que lo entendamos como usted exhorta a que se entienda. Por favor. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *