Primero tenemos que separar pasajes que refieren a los ancianos de Israel, quienes rechazaron a Jesús como el Mesías. Aunque es válido de hablar de ellos como ancianos, no se portaron como ejemplo bíblico para nosotros.

Lo que vemos aquí es que en ningún lado en los cuarto evangelios que hubo una representación de ancianos que eran de la iglesia, o favorable a Jesús. Las referencias aquí son solamente de los ancianos de la nación de Israel, y ellos se pusieron en contra de Jesús.

Tenemos que insistir que la evidencia en los evangelios confirma a nuestras conclusiones hasta este punto, que un anciano era un consejero del pueblo. Eran personas que el pueblo respetaba y hacía caso a ellos en las decisiones importantes. 

Ancianos de los Judíos

Mat 15:2 ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan.

Mat 16:21 Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.

Mat 21:23 Cuando vino al templo, los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿y quién te dio esta autoridad?

Mat 26:3 Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás,

Mat 26:47 Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo.

Mat 26:57 Los que prendieron a Jesús le llevaron al sumo sacerdote Caifás, adonde estaban reunidos los escribas y los ancianos.

Mat 26:59 Y los principales sacerdotes y los ancianos y todo el concilio, buscaban falso testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte,

Mat 27:1 Venida la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo entraron en consejo contra Jesús, para entregarle a muerte.

Mat 27:3 Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos,

Mat 27:12 Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, nada respondió.

Mat 27:20 Pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud que pidiese a Barrabás, y que Jesús fuese muerto.

Mat 27:41 De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían:

Mat 28:12 Y reunidos con los ancianos, y habido consejo, dieron mucho dinero a los soldados,

Mar 7:3 Porque los fariseos y todos los judíos, aferrándose a la tradición de los ancianos, si muchas veces no se lavan las manos, no comen.

Mar 7:5 Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas?

Mar 8:31 Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días.

Mar 11:27 Volvieron entonces a Jerusalén; y andando él por el templo, vinieron a él los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos,

Mar 14:43 Luego, hablando él aún, vino Judas, que era uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los escribas y de los ancianos.

Mar 14:53 Trajeron, pues, a Jesús al sumo sacerdote; y se reunieron todos los principales sacerdotes y los ancianos y los escribas.

Mar 15:1 Muy de mañana, habiendo tenido consejo los principales sacerdotes con los ancianos, con los escribas y con todo el concilio, llevaron a Jesús atado, y le entregaron a Pilato.

Luc 7:3 Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo.

Luc 9:22 y diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre padezca muchas cosas, y sea desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y que sea muerto, y resucite al tercer día.

Luc 20:1 Sucedió un día, que enseñando Jesús al pueblo en el templo, y anunciando el evangelio, llegaron los principales sacerdotes y los escribas, con los ancianos,

Luc 22:52 Y Jesús dijo a los principales sacerdotes, a los jefes de la guardia del templo y a los ancianos, que habían venido contra él: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y palos?

Luc 22:66 Cuando era de día, se juntaron los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas, y le trajeron al concilio, diciendo:

Conclusiones y Observaciones

El concepto de “ancianos” es muy vivo en los evangelios. Aunque era los ancianos de los judíos, todavía vemos el concepto. En una forma, tenemos que despegar el concepto de ancianos de exclusivamente algo de la Biblia, y ver que en diferentes contextos hubo ancianos que no siempre eran algo de ejemplo para nosotros.

Vemos que los judíos tuvieron ancianos de su pueblo, y buscaban a ellos para consejos de las situaciones de su día. A la misma vez, vemos que estos ancianos no eran los gobernantes del pueblo actualmente, pero eran personas que influenciaban los gobernantes, y en una forma real, eran parte del gobierno de los judíos. No tuvieron la autoridad de decidir independientes de los actuales gobernantes, pero los gobernantes no hicieron estas decisiones importantes que guiaba el pueblo sin el concenso de los ancianos.

 

julio 17, 2017 at 4:45 pm by Pastor Cox
Category: Ancianos